Síguenos en nuestras redes sociales

Por: Jared Ortiz

jortiz07@gmail.com

Es inicio de año, en donde te propones nuevas metas y cambios incluyendo la mejoria de tus entrenamientos. Probablemente, si aún no lo usas, es que te animes a incluir un reloj con GPS en tus dispositivos de correr, y si eres afortunado, pueda que te lo regalen. Muchos corredores y corredoras utilizan la tecnología del Global Positioning System (GPS) por sus siglas en inglés,  para medir su desempeño y avance en sus entrenamientos. Para esto, utilizamos relojes, celulares y otros artilugios tecnológicos... pero  te has preguntado ¿quién paga por la señal de GPS que utilizas?

Básicamente, funciona a través de la emisión de señales de radio desde Satélites que giran orbitando nuestro planeta y envían esta señal a la velocidad de la luz. Nuestros aparatos reciben señales de esos satélites y calculan la distancia desde cada satélite del cual está recibiendo la señal de por lo menos 4 de los 24 satélites disponibles para este fin.  Una vez un GPS “sabe” la distancia a partir de la señal emitida, puede determinar su localización en el planeta y por ende su movimiento sobre la superficie, lo que ayuda a medir el paso o ritmo que lleves al correr, la distancia y trazar en el mapa la ruta.

Ahora bien, digamos que vas a tu tienda favorita y compras un aparato. Te vas a tu lugar favorito de entrenamiento (al aire libre), lo prendes y a correr.  ¿Quién paga por el funcionamiento de estos satélites? Este sistema pertenece y es operado por el Gobierno de los Estados Unidos a través del Departamento de Defensa.  Estos satélites tienen un uso mixto, militar y civil.  Para estos propósitos  se emiten dos señales.   Los fabricantes de GPS, además de construir los aparatos según los estándares, tienen que acogerse a la reglamentación y legislación de los Estados Unidos para utilizar la señal emitida.

Entonces, cada vez que te beneficies de este servicio, agradece a los ciudadanos y ciudadanas de Estados Unidos por pagar esto por ti.

Fuente de consulta: www.gps.gov

Mira nuestra revista impresa

Buscar