Síguenos en nuestras redes sociales

Diana Mazara
diana@santodomingocorre.com

Todo corredor alguna vez en su experiencia se ha sentido defraudado por el tiempo logrado en una carrera, o peor aún se ha sentido frustrado e incluso con miedo a intentar una nueva competición y que los resultados no sean los esperados.

Ese sentimiento es un proceso natural siempre y cuando se vea como un proceso de aprendizaje, así lo indica el psicólogo clínico Andy Núñez, quien infiere que no todo evento negativo debe ser traumático.

“La frustración es un sentimiento normal, muy frecuente en las experiencias cotidianas desde la infancia y la vejez que no debe confundirse con depresión ya que éste último es una enfermedad que debe ser tratada con expertos”, asegura el especialista.

De acuerdo con el psicólogo existen ciertos aspectos a tomar en consideración antes de participar en un evento para evitar los fatídicas pensamientos negativos y angustias después de una carrera o maratón, como por ejemplo:

  • Que la persona haga una previa preparación tanto física como mental.
  • Que vaya decidido a dar lo mejor de sí reconociendo que es una competencia por tanto no será el único competidor habrá más participantes.
  • Disfrutar la carrera, no verla como un elemento de presión porque entonces el individuo no podrá hacer su mayor desempeño.

De igual modo, el especialista señala algunas recomendaciones para afrontar los sentimientos de decepción, frustración e ira generados después de un evento:

  • Espera que esta sensación aparezca y acéptala como un proceso normal del ciclo de entrenamiento-carrera. Tu vida estuvo, en gran parte, organizada alrededor de este gran evento y ahora ya se terminó.
  • Si las cosas no salen como esperabas entonces empieza a observar en qué falló y utiliza esa derrota como una especie de aprendizaje.
  • Toma un tiempo para reflexionar y disfrutar de otras áreas de tu vida como tu familia y amigos. Descansa y realiza actividades que te gusten y que no pudiste hacer durante el periodo de entrenamiento, como viajar. Puede ayudar planificar con tiempo qué harás después de la gran carrera.
  • Después de tomar un descanso, selecciona una nueva meta. Recuerda que esta debe ser realista y alcanzable sin dejar de representar un reto.

También compartimos el plan del deportista australiano Chris McCormack, dos veces ganador del Campeonato Mundial de Ironman, quien ha diseñado un método para lidiar con la frustración post-carrera y que los corredores puedan estructurar su propio plan según el tiempo y energía que invirtió para cumplir su meta. Tiene cuatro etapas que consiste en lo siguiente:

– Descanso.

1 a 2 semanas post-carrera

Lo importante en esta etapa es descansar y relajarse sin remordimientos. Si provoca hacer alguna actividad física como correr, montar bicicleta, que sea de bajo impacto. Si pueden hacerlo social, corriendo o rodando con amigos, mejor.

– Recarga.

3 a 4 semanas post carrera

En este punto es necesario ir estimulando nuestra mente y comenzar a pensar en las carreras que queremos participar en un futuro. Aquí se puede ir introduciendo un entrenamiento estructurado, hasta un 60% de la carga de entrenamiento que se tenía antes de la carrera. La motivación va a comenzar a surgir de nuevo naturalmente.

– Reajuste.

4 a 6 semanas post carrera

A este punto ya es buen momento para seguir un plan de entrenamiento estructurado.

– Reconstrucción.

6 semanas o más post-carrera

Con un nuevo entrenamiento estructurado y una motivación renovada, continúa camino a cumplir tu nueva meta.

Andy Núñez
Es psicólogo clínico, miembro del staff profesional del Instituto Especializado en el Campo del Tratamiento Psicológico, el Desarrollo Humano y la Psicoeducación (Insight). Estudió psicología clínica en la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) y realizó estudios doctorales en la Universitat de Valencia UV España.

Mira nuestra revista impresa

Buscar