Síguenos en nuestras redes sociales

Diana Mazara
diana@santodomingocorre.com

La mayoría de las personas que se someten a un régimen dietético sin orientación médica pueden enfrentar dolor muscular, cansancio, mal humor y anemia; padecimientos que no van de la mano si estás haciendo algún tipo de actividad física o deporte.

Aunque aún no se tienen datos estadísticos sobre esas afirmaciones, la especialista en nutrición, obesidad y trastornos alimenticios, doctora Susana Kury, manifiesta que sí es cierto que un menú mal balanceado puede hacer sentir incómodo, malhumorado, cansado, con cefalea (dolor de cabeza), mareos, pérdida de masa muscular, entre otras complicaciones, a un paciente.

Asimismo, indica que las personas que se someten a realizar dietas sin orientación médica son propensos a padecer algún grado de desnutrición, “una alimentación balanceada debe proveer todos los nutrientes que el cuerpo necesita y cuando los pacientes intentan perder peso sin asesoría profesional con cambios muy drásticos y desequilibrados pueden padecer malnutrición”.

Según refiere la especialista, la desnutrición es un estado patológico que se produce cuando no se ingieren o no se absorben los nutrientes. Esto ocurre mayormente en poblaciones de muy escasos recursos, por lo que exhorta a los ciudadanos a comer de manera balanceada, incluyendo proteínas magras, grasas insaturadas, granos, cereales, legumbres altos en fibras, vegetales y frutas, también recomienda recurrir a un profesional de la nutrición para que sea asesorado de la forma correcta y de acuerdo a sus necesidades.

¿Estar alimentado es lo mismo que estar bien nutrido?

La doctora coincide en que estar alimentado no significa estar bien nutrido pues se pueden ingerir cantidades excesivas de alimentos pero tener desnutrición a nivel de micronutrientes, “alimentarse se refiere simplemente a ingerir calorías, sin embargo el cuerpo necesita calorías nutritivas, que proveen proteínas, carbohidratos, fibras, vitaminas, minerales, grasas saludables, agua y antioxidantes. Y cuando tenemos todo esto en nuestra alimentación diaria, proveniente de varias fuentes naturales estaremos bien nutridos y podremos tener un mejor desempeño diario”, destaca.

Por otro lado,  Guadalupe Fonz Mas, médica adscrita al Servicio de Endocrinología en México, señala que se debe evitar la ingesta de empanizados o capeados, grasas saturadas, harinas refinadas, azúcares y el consumo de alcohol, si se quiere lograr un peso saludable.

Fonz Mas, quien dio las declaraciones en el marco del Día del Nutriólogo durante una conferencia, relata también la importancia de realizar una desintoxicación mensual para reducir el exceso de toxinas e impurezas que se acumulan en el organismo por la ingesta de comidas o por el consumo de bebidas alcohólicas, y que deben realizar quienes tengan una vida sedentaria o sufren estrés, obesidad, diabetes e infecciones, consumen medicamentos que contengan hormonas como anticonceptivos, y las personas que hayan sido sometidas a alguna cirugía, ya sea menor o mayor.

La especialista aconsejó no consumir carnes rojas procesadas como las salchichas, así como tampoco frituras y dulces, durante este proceso de eliminación de toxinas, para no anular su eficacia.

Señaló que la desintoxicación sólo deben realizarla mayores de edad, porque los menores tienen necesidad de grasas y carnes en pocas proporciones, para su adecuado desarrollo.

Esta eliminación de impurezas se puede realizar consumiendo jugos detox -verduras y frutas-, probióticos, cítricos, jengibre, agua simple y el ajo, entre otros, los cuales ayudarán a mejorar el funcionamiento tanto del intestino como del hígado.

 

 

 

Mira nuestra revista impresa

Ofit Right 2
Buscar