Síguenos en nuestras redes sociales

¿Huyes de un buen plato de macarrones por miedo a la báscula? ¿Crees que si te tomas una lasaña por la noche te convertirás como un Gremlin con el agua? Te equivocas: la pasta de por sí no es un alimento que engorde, puesto que su contenido en grasa es de un 0%, nos asegura el nutricionista Guillermo V. Rodríguez, Vicepresidente del Colegio de Nutricionistas de Madrid. “Por el contrario, es una gran fuente de energía para nuestro organismo, y un alimento muy versátil que se puede acompañar con una infinidad de ingredientes súper nutritivos. Lo que engordan son las salsas ultra-procesadas de supermercado (que además de infinidad de conservantes, llevan una cantidad ingente de azúcar), la nata, los espesantes, el queso, y por supuesto la posibles intolerancias alimenticias”.

No solo debes mirar la etiqueta del bote de la salsa. Es mejor que optes por pasta integral, ya que los productos refinados también te harán ganar peso. Comprueba que su ingrediente principal sea “harina integral” (nada de “refinada mezclada con salvado”, ni otros derivados).

Según nos recuerda el nutricionista, hay que “desmentir el mito de que la pasta engorda por la noche. Podemos permitirnos cenar una lasagna de verduras, por ejemplo, y es bueno variar la dieta. No podemos alimentarnos de pasta todos los días, no porque sea malo, sino porque hay que tener una dieta variada”.

“Lo más importante de la pasta es que lleve alimentos naturales, es decir, si vamos a acompañarla con tomate, que la salsa sea natural, hecha por nosotros con tomates de verdad, y poner especias para que sepa mejor. Que sea pasta fresca, pasta buena, natural (hay que mirar muy bien los ingredientes, que sean de calidad). Si la pasta es buena, no hace falta que le pongas muchos ingredientes, cuanto más casero, mejor. Un poco de ajo machacado con un chorrito de aceite de oliva virgen extra es suficiente y sanísimo. Y, respecto a tomar pasta por la noche, ¡sin ningún problema! La podemos acompañar de carne, pescado, un huevo, unas verduras…, incluso hay gente que la acompaña con fruta”.

Y apuesta por la pasta “al dente”

¿Sabías que la pasta cocinada “al dente” tiene menor índice glucémico que si está excesivamente hervida? La explicación se halla en la forma de liberar los hidratos de carbono. Si es “al dente”, pasarán a la sangre de forma progresiva (un plus si vas a hacer deporte y necesitas tener “el depósito de energía” siempre lleno).

www.runners.es/

Mira nuestra revista impresa

Ofit Right 2
Buscar