Síguenos en nuestras redes sociales

Por Karla Martín
karla@santodomingocorre.com

Una mujer que ha sabido equilibrar sus roles de madre, esposa y ámbito profesional, sin olvidar sus gustos por buscar su mejor versión tanto físico como emocional. Yeimi conoció el running en su búsqueda de una mejor forma física y conocer nuevos ambientes deportivos alternativos al crossfit, que era lo que practicaba en ese entonces. Cuando inició a correr se dio cuenta de que el running era lo suyo “Me di cuenta que correr me salía mas barato que ir a terapia, jajaja”.

Con 7 años corriendo, Yeimi ha aprendido a valorar mas la vida y su salud, tanto física como emocional.

Se define como una atleta…

Disciplinada, no falto a mis entrenamientos, salvo por casos muy especiales. Soy una apasionada del deporte y muy paciente.

Su coach Raul Santalella la define como…

Yeimi es una atleta sumamente disciplinada y constante, no rompe con la estructura de sus entrenamientos semanales. En caso de haber algún impedimento para cumplir con un entrenamiento, lo informa con tiempo. Admiro el equilibrio que puede llevar en el deporte sin descuidar sus roles como mujer, madre, esposa, vida laboral y profesional.

Récords personales:

5k - 29:33
10k - 1h:01
21k - 2h:16
42k - 4h:43

“Si bien es cierto que los números son importantes para muchos, para mi no son relevantes, cada carrera es un desafío personal, una lucha entre controlar tu cuerpo, pero principalmente tu mente, la que muchas veces es tu peor juez”.

Ha participado en...

Medio Maratón de Santo Domingo SDC - 2019
Maratón de Berlín – 2019

Una frase…

 “No dejes que lo que no puedes hacer interfiera con lo que puedes hacer”.  John Wooden.

Correr me enseñó...

A valorar la vida y la salud, que las limitaciones muchas veces son creadas por nuestras inseguridades y necesidades de demostrar que siempre podemos. Pero, sobre todo, me ha enseñado a valorar la amistad, corriendo he conocido a personas maravillosas que de forma incondicional siempre están para apoyarme.

Una anécdota…

Entrenando para el maratón de Berlín tenía unas repeticiones de velocidad y en la última repetición, frustrada porque entendía que lo estaba haciendo mal, detuve el reloj y abandoné el entrenamiento. Recuerdo que solté algunas lagrimas de impotencia. Al entrar a la aplicación de Garmin Connected, me di cuenta que las estaba haciendo por el libro… en ese momento quería darme 2 galletas por loca.

 

Comparte esta publicación:



Mira nuestra revista impresa

Buscar