Síguenos en nuestras redes sociales

Por: Diana Mazara 
diana@santodomingocorre.com


Con apenas 25 años, Dominique Barkhausen es propietaria de The Vita Place, y se ha convertido en un referente en el campo de la nutrición y el bienestar. Ha logrado cambiar el estilo de vida de innumerables personas y su filosofía se centra en comer por placer, salud, energía y belleza.

Es certificada como Holistic Health Coach en el Institute Of Integrative Nutrition, y ofrece health coaching privados y personalizados, clases de cocina saludable, talleres, presentaciones de nutrición y bienestar individual. Conoce más de Dominique Barkhausen, mejor conocida como Vita, a través de estas líneas dedicadas a su persona.

SDC. No es común ver a una persona joven interesarse tanto por estar y mantenerse saludable y transmitirle a los demás ese estilo. ¿Qué la trajo al mundo del “wellness”?

DB. Yo misma me traje a este mundo: hace ya cinco años que dejé de buscar meramente lo físico y empecé a buscar salud. Se convirtió en algo más allá de verme bien, porque lo que he buscado es sentirme bien conmigo misma en todos los aspectos.

SDC. ¿Cómo nace Vita Healthy and Fit?

DB. Por necesidad propia. Hace cinco años, en el país no había un lugar donde disfrutar jugos prensados en frío, batidas y un montón de alimentos saludables que hoy en día tomamos por sentado. Comencé en la cocina de la casa de mis padres, y ha sido la misma demanda del mercado dominicano que ha llevado a la empresa a donde está ahora.

SDC. ¿Qué significado tiene para usted ser una coach de salud holística?

DB. Es un privilegio. Tengo conocimientos que pueden ayudar a muchísimas personas a llevar una vida llena de salud y bienestar, más allá de hacer una dieta en un papel. Soy una asesora que apoya y a la vez oriento a mis clientes, para establecer metas y hacer cambios sostenibles que mejoren su salud y su felicidad.

SDC. ¿Cómo nace The Vita Place?

DB. Durante la etapa que estuve preparando los jugos en la cocina de mis padres, llegó un momento en que no daba abasto. Tuve que buscar un espacio más grande para producir mis jugos, y me arriesgué —pero sabiendo que tenía ese público que también quería comida saludable—. Luego de meses buscando locales, encontré uno perfecto, que hoy es nuestro Vita Place Piantini, el primer bar de jugos del país. Muy pronto estaremos abriendo el Vita Place Naco.

SDC. Cuando habla de comer saludable, ¿a qué se refiere?

DB. Me refiero a comer balanceado y de acuerdo a tus necesidades. A cada ser humano le funciona y le gustan alimentos diferentes. Hay que encontrar ese balance… y claro, incluir muchos vegetales, que para mí es lo más importante.

SDC. ¿Quién elabora las recetas de los productos que ofrece?

DB. La mayoría las elaboro yo misma; cada vez que viajo vengo con cosas nuevas que quiero hacer. Aparte uso libros, el internet y mi propia creatividad. Cuando el Vita Place abrió en agosto de 2014 traje a Loren Bruni, una de mis profesoras del Natural Gourmet Institute. Ella me ayudó muchísimo con el menú principal, que ya hoy ha cambiado mucho. También tuve un ángel en Liza Yánez, quien me ayudó mucho en la cocina y a la vez aprendió junto a mí. Hoy cuento con una chef en la cocina de Vita, Julissa Vásquez, quien también hace sus recetas y probamos juntas si funcionan o no.

SDC. ¿Cómo ha impactado a las personas con su trabajo?

DB. Nuestra misión es contagiar a todo el mundo a vivir un estilo de “Vita” saludable, y creo que lo hemos logrado.

SDC. ¿Cuáles aspectos positivos y/o negativos puede resaltar de su trabajo?

DB. Amo mi trabajo, y gracias a Dios estoy haciendo algo positivo para cambiar la vida de los demás. Sin embargo, así como hay días increíbles, hay días donde tengo mil reuniones, procedimientos, producción, reuniones con clientes y empleados. Aunque todo se ve muy bonito, hay partes que pueden ser caóticas. ¡Pero no existe lo uno sin lo otro!

SDC. ¿Cuáles proyectos tiene en carpeta para desarrollar en este año?

DB. Lo único que les puedo decir es que en junio viene el Vita Place Naco, y que en el #VeranoVITA lanzaremos sabores de jugos nuevos. Por mi parte, estoy en pleno proceso de escribir mi segundo libro.

SDC. ¿Cuáles actividades realiza en su tiempo libre?

DB. Disfruto hacer ejercicios: me divierte y me libera todas esas endorfinas. Me gusta levantar pesas, correr, hacer crossfit, practicar yoga y pilates… ¡De todo un poco! Por otro lado, disfruto viajar y tomarme días para mí, para conocer lugares nuevos.

SDC. ¿En cuáles eventos deportivos ha participado?

DB. Mi primer triatlón fue el Tri Master Juan Dolio, y luego participé dos veces en el Triatlón Tri Fest Punta Cana. He hecho el Queens Half y el Half Punta Cana una vez cada uno, y el NYC Half tres veces.

SDC. ¿Cuál es su rutina de entrenamiento para los fines?

DB. Los sábados trato de hacer algo, ya sea ir a correr, practicar yoga o hacer una sesión de Orange Theory. En caso de que no haga nada un sábado, es probable que haga algo así el domingo —por ejemplo, me encanta irme de fin de semana y salir a correr fuera—.

SDC. ¿Quién la entrena?

DB. Para carreras o eventos entreno con Raúl Santaella (@laesquinadelsofa).

SDC. ¿Aparte de llevar una buena alimentación, considera que es necesario el ejercicio para llevar un estilo de vida saludable?

DB. Totalmente. Lo primero es la alimentación, pero hacer ejercicio no está muy lejos. Hay que hacer lo que le funcione y lo que le guste hacer a uno.

Punto intimo:

-Un libro

Los cuatro acuerdos de Miguel Ruiz.

-¿Qué aprecia?

Aprecio la vida. Todos los días aprendo algo nuevo. Aprecio a mis papás, que me apoyan muchísimo en mi proyecto y siempre vienen con ideas nuevas.

-Valores que la definen

Respeto, Honestidad, Perseverancia.

-Un restaurante

¡Ay, no me hagan eso! Soy foodie, y viajo para comer. Por eso, en Miami escogería KYU, en Nueva York tendría a Carbone y en Los Ángeles a Gracias Madre.

-Comida favorita

Estoy indecisa entre la japonesa y la mexicana.

 

 

Mira nuestra revista impresa

Buscar