Síguenos en nuestras redes sociales

Por: Diana Mazara
diana@santodomingocorre.com

Más de un millón de seguidores en sus redes sociales, entrenamientos personalizados en interior y exterior, recetas saludables, consejos de salud, y las últimas tendencias en accesorios y atuendos deportivos, son algunas de las informaciones que podemos encontrar al escudriñar un poco a Clara Divano, mejor conocida como CusiFit.

Su vida ha dado saltos increíbles, desde ser la directora de la revista Estética y Salud  hasta convertirse en una importante influencer del mundo del fitness.

Quien la sigue podría catalogar como “fácil” el trabajo que por más de 3 años viene realizando, pero la realidad es otra. Se debe ser MUY innovador y persistente para mantener a un público que no escatima fronteras.

Esta flamante mujer de origen venezolano, nos cuenta en exclusiva cómo es su día a día, qué hay detrás de cada rutina de ejercicios, y los elementos que convergen para hacer posible que hoy su nombre sea una marca personal. ¡Conoce su historia!

SDC: ¿Cómo surge el apodo Cusifit?

CD: Es el sobrenombre que me puso mi abuelita desde que yo era bebé. Me decía mi “cosita” mi “cusita” y así terminé como Cusi.

SDC: ¿Por qué decidió emigrar a República Dominicana y desde cuándo reside en el país?

CD: Soy Venezolana, y como es público y notorio, mi pais tiene 18 años pasando por la peor crisis política, económica y social de su historia. Lamentablemente vivir en Venezuela se traduce en poner en riesgo la vida misma. En comienzos de 2014 a mi esposo se le presentó una oportunidad de trabajo en RD, y decidimos venir a arrancar una nueva vida aquí.

SDC: ¿Fue difícil adaptarse al cambio?

CD: Se me hizo tan fácil que hasta miedo me daba. Desde que llegué me sentía en casa. Yo misma me sorprendía de los felices y adaptados que estábamos mi esposo, mis 2 niños y yo. Por momentos me preguntaba si quizás un día me iba a despertar y se me iba a quitar el “síndrome de vacaciones” jaja porque así me sentía. En Marzo cumplimos 4 años viviendo en este maravilloso país, me sigue encantando y somos muy felices aquí. Estamos muy agradecidos con RD por permitirnos vivir aquí y abrirnos los brazos con tanto cariño.

SDC: ¿Qué la llevó a poner en pausa la versión impresa de la revista Estética y Salud y convertirse en una gran influencia en el fitness?

CD: ¡Una cosa trajo la otra! La marca CusiFit surgió como estrategia para impulsar la marca Estética y Salud. En publicidad y mercadeo se sabe que una cara genera más impacto que una marca genérica sin cara. Es por ello que mis socios me sugirieron que  figurara como imagen, para que los lectores de la revista conocieran quien estaba detrás. No imaginé el crecimiento de mis redes y la gran comunidad que se creó gracias a mi contenido. Me impresiona el impacto que tienen las redes sociales en la vida de las personas y el impacto que han tenido mis redes en la mía.  Mi pasión por cuidar la salud, la alimentación, hacer ejercicios y ayudar a otros a sentirse mejor y más felices se convirtió en mi trabajo, y que sea a través del manejo de redes sociales que es otra de mis pasiones, es una combinación perfecta. Me siento privilegiada del trabajo que tengo, porque lo disfruto al máximo.

SDC: Una madre actriz y una hermana vegana, ambas con carreras exitosas. ¿Ellas han influido en su decisión de convertirse en un modelo a seguir a través de las redes sociales?

CD: De pequeña era muy tímida, y figurar públicamente nunca fue lo mío ni me interesó. En la adolescencia tuve bastantes propuestas en actuación, miss Venezuela, y solo me gustaba hacer comerciales de TV. Pero definitivamente la vena artística la tengo porque iba a los casting para comerciales y luego me llamaban para trabajos de actuación. Sin  embargo nunca me interesó ser figura pública. Hoy en día gracias a mis redes me reconocen en la calle no solo aquí en RD sino en otros países, algo que ahora disfruto y que me causa gracia porque aunque durante muchos años le huía al tema, finalmente terminé siendo figura pública por otro medio. Sin duda la influencia de mi mamá siempre está presente. Creo que inconscientemente aprendí a manejarme frente a una cámara y quizás heredé su espontaneidad. Mi hermana es una gran maestra también. Yo abrí mis cuentas un poco antes que ella, sin embargo yo le llevo 12 años de edad y tenemos visiones muy distintas en muchas cosas, es una total millenial! Y me encanta porque nos complementamos y aunque vivimos en ciudades diferentes estamos en contacto todo el día, mi mejor amiga al igual que mi mamá.

SDC: Para nadie es un secreto que una de sus aficiones deportivas es el running, incluso la hemos visto participar en campañas publicitarias en apoyo a esta disciplina, ¿Cuántas carreras y maratones hace al año?

CD: Comencé a correr seriamente en 2014 cuando llegué a vivir a RD. Ese mismo año corrí mi primer maratón, El madrugador aquí en Santo Domingo, como parte del entrenamiento al maratón de Chicago. El año siguiente corrí New York y el año pasado el de Berlín. Son 4 maratones (42K) que he corrido hasta el momento.  1 maratón por año.

SDC: ¿Quien la entrena para esos fines?

CD: He entrenado con coaches maravillosos y de cada uno he aprendido cosas diferentes que siempre recuerdo y aplico. Comencé con Kathy Español con quien me estrené en el mundo de los maratones y disfruté el proceso de entrenamiento muchísimo. Luego con Manuel Moreta y actualmente nos entrena a mi esposo y a mí Raúl Santaella de “La Esquina del Sofá”. Estamos muy contentos con el sistema de entrenamiento y su atención.

SDC: ¿Cuál es su lugar favorito para entrenar?

CD: Disfruto entrenar donde sea y me gusta variar. Tengo mi horario establecido y eso si no lo negocio. Sin embargo el running al aire libre es algo que disfruto muchísimo. Mis entrenamientos en casa se me hacen divertidos, pongo mi música favorita y entreno sin distracciones… bueno con Bruno (mi perro) es lo máximo. Adoro mi Gymnasio Body Shop. Porque su ambiente es increíble, tiene todas las máquinas posibles, es muy agradable entrenar con la vista al mar. Se entrena duro. Es un gimnasio súper completo.

SDC: ¿Qué aprendizaje se ha llevado a casa gracias al running?

CD: Después de entrenar para un maratón y correrlo, te demuestras a ti mismo que eres capáz de lograr cosas que nunca imaginaste. Llevas a tu mente y cuerpo al extremo. La vida misma está llena de retos y de metas. Cada camino para llegar a ellas es así, hay que tener disciplina, hay que sobrepasar obstáculos, fallar, pararte e insistir. Sin duda alguna el deporte en general, y en mi experiencia entrenar para correr un maratón es un ensayo de la vida misma que te demuestra que eres capaz de lograr mucho más de lo que imaginas.

SDC: En un país donde tal vez hay tanta gente haciendo lo mismo, ¿que la diferencia de los demás? ¿Por qué tanta gente la sigue?

CD: Creo que es una combinación de varias cosas. En mi caso me convertí en un gimnasio-coach virtual, es contenido útil que los seguidores ponen en práctica realmente. Eso es posible gracias a que soy consecuente, publico a diario, explico con detalles, eso les permite llevar un seguimiento y tener sus rutinas diarias disponibles. Complemento con información sobre nutrición y motivación. Mis redes son realmente herramientas gratuitas que permiten a los seguidores llevar un estilo de vida saludable y sentirse más felices.

SDC: ¿Cómo elige las rutinas que presenta a través de su cuenta de Instagram?

CD: Diseño entrenamientos semanales alternando diferentes grupos musculares. Atiendo las sugerencias y comentarios, en función a eso, voy ajustando los entrenamientos según las solicitudes que piden con mayor frecuencia.

SDC: ¿Se considera estricta con sus rutinas de entrenamientos?

CD: Me considero disciplinada, y le doy prioridad a la calidad más que a la cantidad. Más vale hacer menos repeticiones de un ejercicio bien hechas que muchas mal hechas. Cuando se hace la tarea bien y con constancia los resultados llegan solitos.

SDC: ¿Tiene un plan alimenticio específico? ¿En qué consiste? ¿Lo lleva al 100% o saca un día específico para los antojitos?

CD: Me enfoco en llevar una alimentación “clean”. Se basa en alimentos no procesados, en su estado lo más natural posible. Carnes magras, vegetales, granos, frutas, cereales integrales. Así me alimento el 80% del tiempo. El 20% restante como cualquier cosa que me provoque. Lo ideal es tener un equilibrio, y si te cuidas en la mayor parte de tu tiempo perfectamente puedes darte unos gustos no tan saludables de vez en cuando.

SDC: Sabemos que mantener un cuerpo saludable es esencial para llevar una vida plena y sana, pero, ¿cómo logra mantener la estabilidad emocional y espiritual que es parte esencial de lo que usted promueve que es salud?

CD: Mi mente está programada para enfocarse en disfrutar de cada cosa que hago. Desde lo más sencillo hasta lo más complicado. Siempre se le puede ‘dar la vuelta’ para que algo que no te provoque hacer se convierta en algo que te apasione. Soy una optimista por naturaleza. Por supuesto también tengo mis días no tan buenos, esos días me enfoco en agradecer mentalmente por las cosas buenas que tengo, por hacer algo bueno por alguien y eso es mágico. Soy bastante espiritual, no necesariamente religiosa.

SDC: ¿Qué es un día normal para Cusifit? ¿Cuáles actividades realiza en su día a día?

CD: Leo (mi esposo) y yo nos despertamos a las 4:40 a.m., entrenamos running o fortalecimiento a primera hora. A las 7 a.m. estoy de regreso en mi casa para buscar a los niños y llevarlos al colegio. Soy una “morning person”, en la mañana están mis horas productivas de trabajo. Reviso correos, respondo mensajes de mis redes. Atiendo clientes, doy seguimiento a proyectos, estudio, atiendo reuniones de trabajo, entrevistas. Almuerzo con mi esposo todos los días. Busco a mis hijos en el colegio a las 2. En Las tardes atiendo sus actividades. Entre una cosa y otra respondo mensajes de mis redes y publico. Entre 6-7 mi esposo me ayuda a grabar las rutinas de ejercicios. Publico, respondo mensajes de mis seguidores…

SDC: Es madre de dos preciosos hijos y a la vez esposa, ¿su familia comparte su estilo de vida?

CD: Mi esposo y yo entrenamos juntos a primera hora de la mañana, en especial el running es un deporte que disfrutamos mucho. Hemos corrido todos los maratones juntos. En Noviembre corrimos Berlin y por primera vez llegamos a la meta juntos, fue algo súper especial que nos quedará de recuerdo siempre. Eso es lo que Andrés y Diego ven en la casa, padres deportistas, disciplinados. Pero que también disfrutan de comer pizza y ver una serie. Que se toman sus tragos y comparten con sus amigos. Ellos sin duda son reflejo de lo que somos nosotros. No hay nada más poderoso que el ejemplo.

SDC: ¿Es un reto mantener el equilibrio entre su vida personal con su carrera?

CD: Para nada, las disfruto ambas y se complementan. Mi esposo me ayuda con las grabaciones y negociaciones con las marcas que me patrocinan. Andrés, mi hijo mayor, produce música, la cual subo en muchas de mis rutinas. Diego participa dando ideas, apoyándonos en las grabaciones y poniendo orden con Bruno (mi perrito Beagle que también participa).

SDC: ¿Qué la empuja a pararse de la cama los días en que no hay mucho ánimo para entrenar?

CD: Un día de semana sin entrenar es un día extraño para mí.  Tengo tantos años haciéndolo que mi cerebro se confunde cuando no lo hago (risa). Sin embargo hay días o semanas en que la motivación está baja o simplemente el cuerpo pide descanso. Y así mismo hago, se lo doy. Pero como para mí es un hábito hacer ejercicios, mi cuerpo y mi cerebro me lo piden.

SDC: Usted es un modelo a seguir para muchas mujeres, ¿qué mensaje le puede dar para que sigan motivadas con sus metas?

CD: Para que las cosas sucedan, para poder cumplir una meta hay que organizarse. Ponerle día y hora a cada actividad. Si dejamos las actividades en manos de la improvisación, las cosas no suceden. Nuestra mente tiene un límite de motivación, la motivación no es infinita se acaba con el pasar de los días. Porque la motivación es emoción. Es ese primer impulso que te permite arrancar. Si no estás organizada, y comienzas a cometer errores y haces una mala comida un día, o saltas el entrenamiento. La motivación se va abajo. Si tienes tu horario definido, no tienes que decidir cuándo entrenar y qué comer, sino que todo está programado y no tienes que pensar mucho ni tomar decisiones, el camino es mucho más fácil. Simplemente es seguir el plan repetidamente hasta que te acostumbres a eso. Según estudios son 21 días que se requiere para adquirir un hábito. En 8 semanas comienzas a ver resultados, en 12 semanas los demás notan esos resultados. Eso es disciplina, es hacer una cosa repetidamente una y otra vez (tanto algo positivo como algo negativo). La motivación es lo que te hace arrancar, el hábito es lo que te hace continuar.

SDC: ¿Cuáles son las metas que se ha propuesto en este 2018?

CD: Vengo con muchas sorpresas este año, he tomado en cuenta las solicitudes e ideas que me han propuesto mis seguidores y ellos son los que mandan. Pronto desvelaré la primera.

Punto íntimo:

-Un libro: En temas de salud y fitness hay 2 libros que me gusta mucho recomendar: “Integrative Nutrition.” y “El éxito es una decisión”.

-Qué aprecia: El amor y la honestidad.

-Valores que la definen: Amor, solidaridad, perseverancia, respeto, sinceridad, responsabilidad.

 

 



 

 

Mira nuestra revista impresa

Buscar