Síguenos en nuestras redes sociales

Por: Diana Mazara
diana@santodomingocorre.com

Para algunas mujeres la menstruación es una preocupación, sobre todo si se está entrenando fuerte para una competencia en específico. Esta intranquilidad viene a raíz de los síntomas y cambios hormonales que se producen con la llegada del periodo.

La doctora en Ginecología y Obstetricia, Irka Peña, sostiene que conocer a fondo cada etapa del ciclo menstrual puede ayudar a obtener un rendimiento óptimo en los entrenamientos, y así, poder reducir la frustración que se puede experimentar con los cambios hormonales producidos.  Es por ello, que define el ciclo menstrual o endometrial, como un conjunto de cambios regulares que ocurren en el endometrio que es la capa más interna del útero y donde se produce la menstruación.

¿En cuántas fases se divide el ciclo menstrual?

La doctora explica que el ciclo menstrual generalmente dura alrededor de 28 días y está dividida en tres fases de acuerdo a las alteraciones hormonales que ocurren en el cuerpo de la mujer durante un mes.

La primera fase se inicia en el primer día de la menstruación con duración hasta el cuarto día, seguido de la etapa post-menstrual que abarca desde el cuarto día hasta el décimo. Luego de ahí,  pasa a la segunda fase: Ovulación, que va a comprender desde el día doce hasta el día catorce, esta fase es un poquito más corta y en ella los niveles de estrógeno continúan aumentando y hacen que el organismo produzca la hormona luteinizante (LH), que es responsable de seleccionar el óvulo más maduro y liberarlo del ovario, ocurriendo así la ovulación. Por último, está la fase lútea o pre-menstrual, y es la etapa más “odiosa” para una mujer, ya que según manifiesta la especialista, existe un aumento en la producción de estrógeno y, por lo tanto, algunas mujeres pueden presentar sensibilidad y cambios de humor.

Al cuestionar sobre las alteraciones y cambios que se producen en el humor, la doctora indica que son cambios fisiológicos, esto quiere decir que son alteraciones normales, “se va a presentar un aumento en las hormonas serotoninas, por ende nuestro humor va a estar un poquito agrio en la fase pre-menstrual. Conozco casos de atletas que dicen tener un menor rendimiento o que el mal humor es excesivo, por lo que prefieren no entrenar o participar en competencias bajo el régimen del ciclo menstrual, y en algunos casos toman algún medicamento para suspender el proceso; lo mejor es dejar que la naturaleza siga su curso, cortar lo que es normal y fisiológico no es beneficioso para nuestro cuerpo, nuestro deber es enfocarnos en cómo podemos sacar lo mejor durante cualquier ciclo, tomando en cuenta en qué momento somos más débiles y en qué momento somos más fuertes”.

Cuando los síntomas de la menstruación son muy fuertes y se presentan molestias como: calambres, dolor de cabeza, náuseas o dolor pélvico, lo recomendable es visitar a un médico y guiarse de sus recomendaciones que en la mayoría de los casos será: tomar algún analgésico y hasta guardar reposo o suspender los entrenamientos. En casos en los que los síntomas sean leves, la ginecóloga exhorta consumir pequeñas porciones de chocolate, y lo más importante, mantener una actitud positiva.

¿Cuáles ejercicios puedo hacer con la menstruación?

Con el periodo se pueden realizar tanto ejercicios aeróbicos como anaeróbicos pero los ejercicios de mucho esfuerzo se recomienda hacerlos en la fase ovulatoria. “Hay que tener en cuenta que durante la fase menstrual y ya en camino a la fase ovulatoria podemos entrenar sin ningún tipo de problema,  en la tercera fase que es la fase lútea o pre menstrual, ahí sí debemos tener en cuenta no hacer ejercicios muy fuertes, porque vamos a tener ciertas condiciones hormonales que no nos van a permitir tener un rendimiento óptimo”, asegura la experta.

Tips para entrenar con el período.

Si los síntomas derivados de la menstruación lo permiten, practicar deporte a intensidad suave durante esos días puede ayudar a reducir los dolores y mejorar el estado de ánimo gracias a la liberación de endorfinas que induce el ejercicio. La ginecóloga obstetra, quien también es corredora recomienda seguir las siguientes pautas:

  • Actitud positiva: una buena actitud es el primer tip a tomar en consideración, de tomarlo emocionalmente como algo que es normal y que hay que aprender a convivir con ello. No dejar de entrenar por tener la menstruación; la motivación y el pensamiento positivo a raíz de una situación fisiológica que no es muy agradable podría dar un mejor aporte y un mayor rendimiento.

  • Evitar excesos: aunque el dolor abdominal vaya en descenso, se debe tomar la precaución de entrenar a baja intensidad ya que el cuerpo estará más bajo de fuerza. Un entrenamiento excesivo puede acarrear una mayor necesidad de descanso y varios días sin practicar ejercicio.

  • Mayor hidratación: es necesario ingerir una mayor cantidad de agua cuando se hace ejercicios para evitar una deshidratación. Antes, durante y después del entrenamiento se debe mantener una buena hidratación.

La mejor etapa para entrenar.

La mejor etapa para realizar los entrenamientos, y que la mujer obtenga un mejor rendimiento es la post-menstrual, inmediatamente termina hasta que completa la fase ovulatoria. ¿Por qué? Porque en esta etapa tendrás los niveles de testosterona más elevado, la presencia de mucho glucógeno, y por ende, se podrán formar mucho más músculos.

Dra. Irka Peña
Es Ginecóloga Obstetra, egresada de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) con especialidad en Colposcopia. Trabaja brindando asistencia médica y  consultas privadas en el Centro Médico Dominicano. Además, es corredora y una apasionada del deporte.

 

 

 

 

 

Mira nuestra revista impresa

Buscar