Síguenos en nuestras redes sociales

Para ser un mejor corredor, debes cuidar no solo las piernas, el tronco es igual de importante que las piernas. “Tu tronco estabiliza cada parte de tu cuerpo”, según Mike Durner, un entrenador de fuerza y condicionamiento que forma parte del programa de entrenamiento Carmichael. “Si tienes el tronco débil, el resto de tu cuerpo se cansará mucho más rápido”.

Aquí algunos ejercicios que deberías poner en práctica:

Variaciones de plancha.

Las planchas porque fortalecen tus hombros, espalda y abdominales sin necesidad de equipamiento.

Cómo Hacerlas: Seguro que ya conoces la plancha básica: en posición de flexión de brazos, te quedas tieso. Pero cuando ya aguantes uno o dos minutos así, añade algún cambio para que haya mejoras. “Levanta un brazo o una pierna, o tu brazo y pierna opuestas a la vez”, sugiera Durner. Cuando te resulte fácil, coloca un pie o una mano, y luego los dos, en una pelota de bosu o en un balón medicinal.

Limpiavidrios. 

“Trabaja tus oblicuos externos, que van de tus costillas a tu pelvis, y además trabaja algo tu zona lumbar”, según Durner.

Cómo Hacerlas: Para hacer limpiaparabrisas, túmbate boca arriba con las piernas estiradas en el aire y con los brazos a ambos lados. Baja lentamente tus piernas al lado izquierdo, llévalas de nuevo arriba y vuélvelas a bajar a la derecha. Si estás empezando puedes empezar con las piernas flexionadas, y trata poco a poco de dejarlas rectas.

Puente de glúteos.

“Trabajas tus lumbares y la parte superior de los glúteos, dos zonas clave en las que los corredores se lesionan”, según Durner.

Cómo Hacerlas: Túmbate boca arriba, flexiona tus pies hacia el trasero y eleva las caderas hasta el techo. “Asegúrate de que hay una línea recta entre tus escápulas y tus rodillas”, según Durner. Los principiantes deberían empezar manteniendo la posición entre 30 segundos y un minuto. Los atletas más avanzados pueden hacer repeticiones subiendo y bajando, y después tratando de mantener la posición arriba mucho más tiempo. ¿Fácil? Levanta una pierna.

Fuente: 

Comparte esta publicación:



Mira nuestra revista impresa

Buscar