Mo Farah: «Correr siempre fue fácil para mí»

Entrevista con el campeón olímpico de 5.000 y 10.000 metros

Londres- Mo Farah (Somalia, 1983) acaba de volver a los entrenamientos tras su doble hazaña en los Juegos de Londres, pero no ha añadido ni un gramo de grasa a la ligera silueta de fondista con la que ganó los dos oros olímpicos. Tampoco ha perdido la eterna sonrisa con la que recibió las medallas ante su público y con la que ejerce de anfitrión en la presentación del Nike Kinect Training, el último videojuego para Xbox.

–¿Siempre quiso ser atleta?
–No, de pequeño quería ser futbolista. En Somalia veíamos el fútbol en televisión y es a lo que jugábamos. Para mí el fútbol era todo entonces. Incluso ya en Gran Bretaña, antes de empezar a hacer atletismo, seguía con esta idea.

 

–¿Y qué pasó?
–Un profesor de gimnasia se fijó en mis posibilidades y me llevó a un club de atletismo. Se dio cuenta de que era bueno en este deporte... y hasta ahora. Correr siempre fue fácil para mí.
–¿Le resultó muy duro llegar a Inglaterra con 8 años desde África sin conocer el idioma?
–No tengo malos recuerdos de aquella época. Era un niño muy activo y el deporte me ayudó a adaptarme a mi nueva vida y a ser lo que soy hoy en día.

 

–¿Por qué son superiores los africanos en las pruebas de fondo?
–Influye la mentalidad. Históricamente los africanos eran más fuertes psicológicamente que los europeos, aunque creo que esto se ha igualado actualmente. Y por otro lado está el método de entrenamiento. Por eso yo voy a Kenia cada año a trabajar y aprender de ellos. El entrenamiento en altura marca algunas diferencias y también que allí no hay distracciones como en Europa. Sólo piensan en competir. Aquí puedo ir al cine, de compras con mi mujer.... En África no hay tiempo para otra cosa que el entrenamiento.

 

–El nivel es altísimo...
–Sí, es como jugar en el Barcelona. Estás rodeado de atletas del máximo nivel, con los que tienes que competir para entrar en el equipo. Hay un montón de chicos que no son seleccionados, pero que si vinieran a Europa a competir para cualquier otro país, podrían luchar por ser campeones continentales.

 

–¿Cómo recuerda sus dos oros olímpicos en Londres?
–Sólo había soñado con ser campeón olímpico una vez en mi vida, así que es fácil imaginar lo que sentí. No olvidaré a todo el estadio olímpico gritando mi nombre. En el fútbol, los hinchas cantan a todo el equipo, pero en aquel momento, me animaban sólo a mí. Fue increíble. Tenía mucha presión por correr ante mi público. Londres estaba empapelada con mis fotos y no podía fallar. 

 

–¿Es hincha del Arsenal?
–Sí, y de Fàbregas, que era mi jugador preferido cuando estaba aquí. Tengo un brazalete de capitán firmado por él. Me gusta, es joven, juega bien y siempre arriesga dentro del campo.

 

–¿Cristiano Ronaldo sería un buen velocista?
–En 100 metros le iría bien. Es rápido y hábil, quizá Usain Bolt podría darle buenos consejos. 
–¿Volverá a ganar Bekele?
–Seguro, Bekele es Bekele.

Fuente:http://www.larazon.es

Subscríbete a nuestro Newsletter