Javier Cuevas: Un Triatleta a prueba de ¨balas¨.

Por: Karla Martin

Es para nosotros un orgullo el poder contar con atletas con la capacidad de Javier Cuervas, quien con sólo 27 años, ha ganado lugares imponentes en campeonatos internacionales. Entre ellos, 1er lugar Sub-23 del Campeonato Centroamericano; 2do lugar por equipos en los Juegos de Centroamérica y El Caribe; 12vo lugar en Juegos Panamericanos de Río; 7 veces Campeón Nacional de Triatlón, entre otros logros.

A pesar de tan buena preparación física, la salud de Cuevas estuvo en riesgo. El pasado 25 de julio Javier sufrió un paro cardíaco, aún tras pasar esta situacion y descubrir una deficiencia, el joven atleta sigue teniendo ansias de regresar a sus entrenamientos y seguir dando lo mejor de sí. Asegura que está poniendo de su parte para conseguir una pronta recuperación.

SDCorre: Sabemos que hace unos meses tuviste un problema de salud,¿Podrías explicarnos cuál fue ese problema y a que se debió?

Javier Cuevas: Tuve un paro cardiaco. Como la mayoría de atletas de alto rendimiento, padezco de arritmia,  mi pulso llega a estar a 35bpm y tengo un ventrícular izquierdo débil. Con el pulso tan bajo y las paredes del ventrícular izquierdo tan débil mi corazón no tuvo suficiente presión para expulsar la sangre.

SDC: ¿Cómo está ahora la salud de Javier Cuevas?

JC: Ahora mismo estoy en recuperación, todavia bajo el cuidado de los doctores, pero sólo tengo que visitar el hospital una vez a la semana para un chequeo de sangre.

SDC: ¿Cuándo podrás integrarte nuevamente a tus entrenamientos?

JC: Los doctores me harán otro chequeo del corazón a fines de octubre, para determinar cómo sigue la recuperación. Dependiendo del resultado se determinará una fecha concreta. Pero con Dios delante dentro de 6 meses sería lo ideal.

SDC: ¿Temes en volver a poner tu cuerpo al límite y que suceda algún otro percance de salud?

JC: Todavía no me he detenido a pensar en lo que sucedió; como atleta elite de la vieja escuela donde el dolor es normal, no tienes miedo de llegar al límite, sino que en el momento de competir dudas si tu cuerpo hará lo que la mente le pide.

SDC: ¿Hasta qué edad tienes pensado seguir entrenando?

JC: Seguir entrenando diría que hasta que mi cuerpo no de más, pero compitiendo a nivel mundial no creo que dure mas que otro ciclo olímpico.

SDC: Ser atleta y pasar por un inconveniente así  y sobreponerte  no es fácil, ¿Qué aprendizaje te ha dejado? ¿Algún consejo para alguien que pase por una situación similar?

JC: Siempre se ha dicho y muy pocas personas escuchan el consejo de prestar atención a lo que te dice tu cuerpo. Días antes de mi percance, sentía los malestares pero siempre los relacionaba con la fuerte exigencia de los entrenamientos. Una atleta de alto rendimiento debería chequearse una vez al año sin importar las condiciones.  Mi consejo seria que tengan paciencia, ya que es una de las cosas más importantes para la recuperación y siempre sobreponer la salud ante todo. También exhortar a las federaciones a que apoyen a los atletas en este sentido y proporcionales seguros médicos internacionales. Que se les otorgue, según el rendimiento del atleta o por la edad para momentos como éstos.

SDC: ¿Cuál es tu Triatleta Favorito?

JC: Nada más que Javier Gómez, hay que respetar el tiempo que tiene en la cima

SDC: En estos momentos resides en Montreal, Canadá, ¿Cuándo tienes planes de regresar al país?

JC: Con Dios delante estaré en el país en el mes de Noviembre.

SDC: ¿Qué tienes que decirle a tus fans de SDC que te siguen?

Gracias por el apoyo durante estos momentos tan difíciles. Estoy en el camino de recuperación la cual atribuyo a mi buen estado físico y sobre todo a sus oraciones. Recuerden hacer ejercicio y cuidar su cuerpo y su mente. Y gracias a SDC por su apoyo, publicar el artículo y darme una voz.

Atletas como Javier Cuevas, son los que nos envían uno de los mensajes más importantes, llevar una vida activa y saludable, pero sobretodo escuchar nuestro cuerpo.

Es cierto que nos sentimos bien cuando rompemos nuestras barreras, cuando superamos nuestro propio record, o cuando completamos aquellas distancias que nunca habíamos recorrido. Pero es mejor dar un paso a la vez y ser pacientes con nuestro cuerpo y rendimiento. 

Subscríbete a nuestro Newsletter