Correr, bueno para el corazón!

Testimonios de personas que de una forma u otra el correr les cambio la vida… y el corazón!
 

Por Marlenny Pena
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
 
Sobrevivió gracias a su buena forma.
 
 
Nikki LeFevre, quien es profesora de educación física y siempre dedicada a correr, bromeaba con su esposo que debido a su estado tan saludable él tenía que quedarse con ella hasta los 115 años. En abril pasado, se despertó con un dolor de espalda severo, y pensando que sólo se trataba de un dolor muscular, se fue a trabajar. Sin embargo, más tarde se sintió peor, y tras un inmenso dolor y náuseas fue llevada al hospital. Allí, el cardiólogo miró su electrocardiograma y la mandó inmediatamente al laboratorio de cateterismo, donde le insertó un stent. “Dijo que si no hubiera estado en tan buena forma, hubiera muerto inmediatamente, porque una de sus arterias principales estaba tapada al 100%”, comenta Nikki.
 
Luego de sufrir un ataque cardíaco, se decidió y corrió!
Camile King, quien es gerente de crédito, está felizmente casada y con un hijo. En 2004, se levantó confusa y con falta de aliento, y se lo achacó al estrés y al exceso de trabajo en su oficina y su casa. Justamente en esos días su esposo había sido despedido tres días después de comprar la nueva casa. “Estaba preocupada por cómo pagaríamos la hipoteca”, dice. Además, ella había tenido problemas de respiración antes, por lo que simplemente lo dejó así.
 
Luego de desmayarse y caer por las escaleras, fue llevada al hospital y el electrocardiograma reveló que había tenido un ataque al corazón. Los doctores le insertaron un stent para restaurar el flujo sanguíneo de su corazón y la mandaron a casa con 11 medicamentos que tomar. Camile, decidió que era momento de hacer algo por su salud, y su vida, así que empezó a correr. Un año más tarde, después de perder 20 kilos con una dieta baja en azúcar y su trote ligero, King, ya no necesitaba sus medicamentos de diabetes.  “Cambié por completo mi salud”, dice King quien corrió medio maratón 4 años después de su ataque cardiaco.
 
Un musculo más…
El corazón es un músculo, y el ejercicio es fundamental para mantenerlo fuerte. No necesitas demasiado, sólo la disposición de querer hacerlo. Con 30 minutos de trote diario, 5 veces a la semana disminuyes el riesgo de un ataque al corazón en más de 50%. Sin embargo, es crucial que practiques un chequeo completo antes de comenzar un programa de ejercicio vigoroso si has tenido síntomas o tienes factores de riesgo de enfermedad cardiaca.
 
Llegó tu momento!
Decídete a imponerte un programa de ejercicios y tener la firmeza de hacer cambios positivos en tu vida!. 
Correr puede ser una forma de iniciar este importante cambio. Inicia Hoy!

Subscríbete a nuestro Newsletter