Barras de proteína: un “snack” saludable para los amantes del fitness.

Por: Diana Mazara
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Últimamente  consumir barras de proteína se ha convertido en una manera popular de comenzar o terminar un entrenamiento. Su objetivo principal es brindar a los consumidores un alimento fácil para aumentar la ingesta de proteínas y su mayor beneficio es que puede ser tu mejor aliado en los momentos en que no encuentres alternativas “healthy” a tu paso y sientas la necesidad de comer algo.

Según los expertos, una barra promedio contiene de 10 a 30 gramos de proteína. Lisa Lynn, especialista en entrenamiento personal y trastornos metabólicos, recomienda encontrar una barra con al menos 15 gramos de proteína, así como varios gramos de carbohidratos complejos y fibra. También, otros estudios como el realizado por Nutrition Journal en 2004, revela que entre las bondades que proporcionan las barras de proteínas está que son la fuente ideal para ganar músculo si se hace en conjunto con los entrenamientos de pesas.

Para llegar a estas conclusiones, se sometieron a prueba varios sujetos en los que una parte comieron barras de proteína diariamente y participaron en entrenamiento de resistencia, durante un período de nueve semanas ganaron masa muscular magra, pero los sujetos que hicieron entrenamiento sin barras de proteína no lo hicieron. Además, de acuerdo con la Asociación Nacional de Fuerza y Acondicionamiento, consumir proteínas después del entrenamiento estimula la ganancia muscular, reduce el dolor y acelera la recuperación del entrenamiento.

Las barras de proteínas, ¿antes o después del entrenamiento?

Carly Schuna, fitness coach y articulista en Muy Fitness, muestra los beneficios que proporciona consumir las barritas de proteínas, antes o después de entrenar, a continuación sus conclusiones:

  •    Antes de entrenar.

La principal misión de las barritas antes de realizar los ejercicios, es el estímulo y el apoyo nutricional que necesita el entrenamiento para lograr mejores resultados y de forma rápida; para quitarle provecho a este suplemento deportivo como snack de pre-entreno se consume una hora antes de ir al gimnasio, para obtener ventajas de dos maneras. Por un lado permite al organismo tener más energía, para lograr un trabajo más intenso; para ello la mejor opción es seleccionar una barra con niveles más altos de carbohidratos, que son importantes en este momento.

Otra forma puede ser aprovechando una proteína en barra, independiente de la fuente de proteína, que puede ser en forma de suero de leche, caseína, soja, etc., y en este caso, ayudará a prevenir una caída de azúcar en la sangre durante el entrenamiento.

  •  Después de entrenar.

En cualquiera de los casos específicamente para bajar de peso, una barra de proteína después del ejercicio puede ayudar a quemar más grasa. Al consumir una barrita de proteínas después de la rutina de entrenamiento intenso, el cerebro y el sistema nervioso central reciben el glucógeno que necesitan en primer lugar, los músculos consiguen la energía que necesitan para quemar más grasa y proveerá proteínas extras para reparar y construir más músculos. En este caso, al ganar más músculos, la tasa metabólica aumentará y asegurará que el cuerpo queme más calorías, así que para saber cómo tomar barritas de proteínas, es mejor decidir hacerlo solo después del entreno, que es probablemente el camino a seguir para obtener un máximo rendimiento, con el fin de quemar grasas.

Referencias:

 

 

 

 

Subscríbete a nuestro Newsletter