¿Qué hacer cuando no quieres salir a correr?

Por Karla Martín
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

¿Alguna vez has tenido una fuerte sensación de no salir entrenar? una pesadez en el cuerpo con solo pensar que tienes que entrenar. Te pasas todo el día pensando las excusas validas para tranquilizar tu conciencia y poder justificar que hoy no deberías entrenar. O peor aún, te ha pasado que algún entrenamiento has querido abandonar a mitad de camino?

Pues sabes qué?... No estás solo, a todos nos pasa! no importa que seas lento o rápido, elite o mortal, triatleta o corredor, ciclista o nadador... a todos nos ha pasado en algún momento que hemos querido soltar la toalla.

Pues aquí viene lo bueno,  te dejo algunos consejos que tal vez te sientas identificado y que hacer con respecto a cada uno de ellos.

Situación: Cuando suena el reloj para salir a correr AM, durante los 5 minutos de gracia piensas en todas las posibilidades de cambiar el entrenamiento para la tarde.

¿Qué hacer? Parece rápido y lávese la cara. Ya vas a salir de eso!! Recuerda que correr en la mañana, activa tus endorfinas desde temprano, por lo tanto tendrás un día mas feliz y productivo. Podrás aprovechar lo largo del día en otras actividades.

Situación: Ya son las 5:30 PM debes cambiarte para arrancar, te llama tu mejor amig@ (que no corre) y te invita a salir.

¿Qué hacer? cuelgue el teléfono y rápidamente apáguelo. Pida perdón a Dios por lo que acaba de hacer y piense que su cuerpo se lo agradecerá. Sea comprometido! ya se prometió a usted mismo que entrenaría en la tarde, pues cumpla. Llame a su amigo cuando termine o si puede cambie la cita para otro día que este libre. Permitir que otros cambien tu agenda de entrenamientos te hará muy flexible y cada vez que se presente algo lo pondrás por encima del entrenamiento.

Situación: Estás en medio de una corrida larga, ya tienes 17 kilómetros en las piernas pero te faltan 5 y según tu mente ya no aguantas mas, y 5 es un chin.

¿Qué hacer? deja de pensar disparates negativos y recuerda de lo que tu cuerpo ha sido capaz. Una de las cosas que pueden pasar en una carrera es esto, por lo tanto, practicarlo durante el entrenamiento es lo ideal. Piensa lo que has superado, los que has sacrificado para llegar hasta esta etapa del entrenamiento. Un truco, date un premio al final de la corrida, piensa en tu comida favorita, un postre, un pizza, un pica pollo.... en serio? un pica Pollo?? ok lo que quieras.

Situación: Te encuentras en medio de un entrenamiento de velocidad, un tempo de 20 minutos a un ritmo de 10k. Te faltan 15 minutos para completar el tempo y tu mente empieza a decirte que camines y lo dejes hasta ahí, que a ti no te pagan para eso.   

¿Qué hacer?: No camines!!! así mismo como camines en el entrenamiento lo harás el día de la carrera! si sientes que no puedes mas y las frases de motivación no te saben a nada, pues es mejor que subas el ritmo algunos segundos de lo indicado o un minuto por encima si es necesario. No camines, se te pondrán las piernas como dos blocks de ocho. Y en cuanto que no te pagan para eso, comprométase como si le pagaran, si no lo haces, de que te sirve tanto esfuerzo y sacrificio. El pago es la satisfacción que sentirás cuando alcances tu próxima meta. 

Subscríbete a nuestro Newsletter