¿Por qué nos lesionamos?

Por Guillermo Peña
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Por un paquete de razones? Si, así mismo, por un viaje de razones y no te preocupes, que en este post no tocaremos todas las razones, así que en 2 o 3 minutos, mientras te tomas un café lo leerás todo.

Siempre tenemos nuevas metas, nuevos retos! Para muchos un nuevo reto es correr!!! (Bien por ti). Es importante prevenir lesiones, y las hay de muchos tipos (fascitis, periostitis, tendinitis, cintilla iliotibial, distension…), y también suceden por muchas causas.

Hoy les hablaré, - okey- les escribiré de una de las causas más comunes por las que nos lesionamos, y es porque aumentamos los kilómetros semanales de un fuetazo!!! (Repito, hay más causas por las cuales nos podemos lesionar, esta es simplemente una de las más comunes).

Cuando estés entrenando, sobre todo, cuando estás iniciando en el mundo del running, hay que tener claro que hay que hacerlo sin prisas!!! Se siente muy bien cuando completas por primera vez 10 kilómetros, y crees que ya puedes hacerlo todo y así la semana siguiente haces 16KM (mal, muy mal… Bueno, que jevi que hiciste 16, pero está mal). Pero incrementar kilómetros a lo loco es igual a una lesión segura, quizás no el mismo día, pero, varias semanas después es muy seguro que el cuerpo te baje el breaker.

Lo ideal es que aumentes un 10% a tu kilometraje semanal.

Por ejemplo, si vas a empezar a entrenar para hacer un medio maratón o un maratón y si haces 30KM a la semana (entre los entrenamientos suaves, de calidad (repeticiones, cambios de ritmo, etc) y fondo), la siguiente no puedes hacer 50KM.

Habría que hacer la semana siguiente 33km. La siguiente 37km. La siguiente 41km. La siguiente 45km. Y así ir aumentando el 10% de la semana anterior.

Entrenando inteligentemente podemos evitar o disminuir el riesgo de sufrir una lesion. De esta forma el organismo y la musculatura se puedan adaptar a los cambios de una mejor manera.

A parte de que hay que hacer fortalecimiento, estiramientos, etc. Hay muchas cosas pero nos tomaría mucho tiempo definir todo, así que poco a poco iremos tratando diferentes formas de evitar lesiones.

No te desesperes, vas a mejorar, poco a poco, pero vas a mejorar! Serás un duro del asfalto, lo mejor es hacerlo bien y sin prisas. Un edificio, mientras mejor base tiene, más fuerte es, así sucede en esto!

Subscríbete a nuestro Newsletter