Llegó el calor, el "cuco" del entrenamiento.-

Por Guillermo Peña
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

El calor llegó y es para sacarnos el bofe!!! Aquí unos pequeños consejos para que seas tú quien le saques la lengua al calor y no él a ti, pero de corbata.

Durante un entrenamiento con condiciones climáticas muy calurosas, es recomendable tomar sorbitos de agua más seguido de lo normal, un promedio de cada km o cada 10 minutos.

Sacrifica entre 10 y 20 segundos del paso al que te corresponda correr. Es decir, si tu paso normal es de 6:00, ese día hazlo entre 6:10-6:20, es mejor ir un poco mas suave que forzar el cuerpo sin necesidad. Peor es que por cumplir correr al paso correspondido, tengan que parar forzadamente y no completar el entrenamiento requerido.

Si lo crees necesario, échate agua para enfriar mas tu cuerpo, los lugares que más se calientan son las axilas, la nuca y la cabeza. Pero ojo! Eso no significa que ya no deben bañarse al terminar de correr, por su bien y el de los demás, un buen baño después de correr siempre será lo mejor para ti :)

Reducir el tiempo de calentamiento o la intensidad del mismo, si eres de los que sueles dar brinquitos, caminar 1km, trotar 10 minutos, etc. Antes de iniciar un entrenamiento de calidad, puedes hacer menos tiempo o menos ejercicios para "calentar" el cuerpo. Por la misma temperatura que ya hay, los músculos se "encienden" más rápido y así ahorramos energía para el entrenamiento.

Deja el exceso de ropa para otra ocasión y no para correr con calor. Ahí solo fuerzas tu cuerpo a sudar, y ese sudor no significa "botar libras", es solo pérdida de líquido que recuperarás desde que te hidrates.

Si vas a entrenar en la tarde, inicia tu hidratación desde temprano! Durante la mañana y parte de la tarde bebe uno o dos vasos de agua cada hora.

Si te es posible, puedes tomar un vaso de alguna bebida isotónica, o tu mismo puedes hacer una: un vaso de agua, ¼ de cucharadita de sal, dos cucharadas de miel y el jugo de un limón.

Cuando termines de correr, intenta tomar suficiente agua, tu cuerpo te lo agradecerá!!!

¿Qué otros consejos puedes dar? 

Subscríbete a nuestro Newsletter