Grupos de correr: Hermandad y Motivación 24/7

Por Jorge Chaljub
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Antes de formar parte de un grupo de corredores, veía a los grupos ‘desde afuera’ y la imagen era buena, nada del otro mundo, pero buena. Entendía que las ventajas de formar parte de un grupo se encerraban en:   1- No tener que comprar más tshirts, porque en las carreras se corren con el del grupo y en la semana entrenas con los de las carreras… ¡jeje! 2 – Tienes quien te tire fotos y te agarra el celular mientras haces una carrera o un fondo y 3 – Obviamente la ventaja, para quienes no les gusta correr solos, de siempre tener con quien juntarte a correr. Después de mi primera carrera como guagüero, me di cuenta de lo equivocado que estaba.

Ya durante los fondos de los sábados, había empezado a ver lo importante de tener un circulo de apoyo en esta disciplina, la hidratación del equipo, los demás pendientes de que nadie se quede detrás y después asegurarnos de cómo le fue a cada quien, era algunas de las cosas que me llamaban la atención, y no veía desde afuera.

Durante el último mes y medio, me la pase entrenando para bajar de 30 minutos mis 5K en el One Way. En la última semana del entrenamiento me lastime la espalda y no pude cumplir mi meta (para el próximo artículo).

Después de la carrera fue que me di cuenta lo equivocado que estaba antes de entrar al grupo.

En la noche, uno de los guagüeros que no corrió y tampoco pudo estar esperando a todos en la meta, empezó a escribir en uno de los grupos de whatsapp, sobre cada uno de los corredores, destacando su mejoría y motivándonos a los que no pudimos cumplir. No se le escapo ninguno.

Cuando escribió sobre mí, le respondí en el grupo sobre la meta que tenía y, como buen corredor, mi excusa de porque no la complete. Pero no dejaron de alentarme a prepararme para la próxima.

No le puso mucho más atención al grupo esa noche y al día siguiente, 8:30 am. Me sorprende un mensaje de alguien más del grupo. Enviándome un entrenamiento que hizo cuando rompió por primera vez la barrera de los 30 minutos en unos 5K. Me puso, “Buen día Mano!”, mando el link del entrenamiento y escribió, “Lo hice cuando quería romper esa barrera. Me funcionó. En un mes lo logras”.

 Eso termino de convencerme, que realmente estar en un grupo de corredores es mucho más de lo que pensaba.

Estar en un grupo de corredores, es saber que tienes mucha más gente pendiente a tu trabajo y tratando de ayudarte, es sentir la necesidad de darle seguimiento y apoyo a tus compañeros, sentirte comprometido contigo y los demás. Es más que nada una gran familia.

Así que con virtudes o defectos cuide su familia, porque siempre estará ahí para usted 

Subscríbete a nuestro Newsletter