Compromisos de un corredor: ¡Resultados!

Por: Jorge Chaljub
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Todo el que se encuentra en medio de un entrenamiento, ya sea en el running o en cualquier otra disciplina, está detrás de lo mismo. Resultados.

Ya sea en la vida laboral o en la vida de atletas, que pretendemos llevar corriendo, la búsqueda de resultados, de cumplir esa meta que nos planteamos a principio del entrenamiento es lo que nos mueve a cumplir, tanto como podamos y más, con el entrenamiento. Ir llevando a cabo, día a día, esas acciones que nos lleven al éxito.

Me atrevería a decir que al 90% de ustedes les pasa como a mí. No me gusta entrenar, pero que bueno es llegar a la meta y mejorar tus tiempos, o como me paso hace unos días, completar 10 kilómetros sin caminar ni 10 metros. Non-stop, tenía cerca de 1 año que no completaba ni 6 si caminar.

Ese fue el momento en que me di cuenta que “la magia de MaRun” funciona. Pero como me dijo el mismo Mario, al final si tu no pones de tu parte los resultados no se consiguen.

La parte “reveladora” de esos 10 non-stop, que por cierto era un fondo de 18, no llego ese mismo día. Lo revelador de eso fue días después cuando me tocaba hacer 1 hora dentro de mi entrenamiento.

Tenía la presión de no detenerme, sentía la satisfacción de haber avanzado pero el compromiso de seguir adelante. Ahora no me atrevo a dejar de correr 1 día, salvo que sea el de descanso. Me martilla el cerebro algo que escuche decir a Raul Santaella, “no dejes de correr más de dos días seguidos”.

Cuando conquiste esa pequeña batalla lo que hice fue afianzar mi compromiso con el entrenamiento. Mi compromiso con los resultados.

Como corredores, aficionados, elites, la clase que sea, somos muchas veces los más críticos de nuestros pasos. Que la búsqueda de la excelencia o los resultados, no nos distraigan de celebrar esas pequeñas batallas que conquistamos, pero que tampoco nos descuidemos con el compromiso de seguir avanzando.

La mejor manera de afianzar tu compromiso con los resultados, en tu trabajo, vida personal o en este caso en el running, es ir conquistando esas pequeñas batallas que te motivan a comprometerte más con tu entrenamiento y te obligan a fallarte a ti mismo.

“El éxito es la suma de pequeños esfuerzos repetidos día tras día”, Robert Collier

Todo el que se encuentra en medio de un entrenamiento, ya sea en el running o en cualquier otra disciplina, está detrás de lo mismo. Resultados.

Ya sea en la vida laboral o en la vida de atletas, que pretendemos llevar corriendo, la búsqueda de resultados, de cumplir esa meta que nos planteamos a principio del entrenamiento es lo que nos mueve a cumplir, tanto como podamos y más, con el entrenamiento. Ir llevando a cabo, día a día, esas acciones que nos lleven al éxito.

Me atrevería a decir que al 90% de ustedes les pasa como a mí. No me gusta entrenar, pero que bueno es llegar a la meta y mejorar tus tiempos, o como me paso hace unos días, completar 10 kilómetros sin caminar ni 10 metros. Non-stop, tenía cerca de 1 año que no completaba ni 6 si caminar.

Ese fue el momento en que me di cuenta que “la magia de MaRun” funciona. Pero como me dijo el mismo Mario, al final si tu no pones de tu parte los resultados no se consiguen.

La parte “reveladora” de esos 10 non-stop, que por cierto era un fondo de 18, no llego ese mismo día. Lo revelador de eso fue días después cuando me tocaba hacer 1 hora dentro de mi entrenamiento.

Tenía la presión de no detenerme, sentía la satisfacción de haber avanzado pero el compromiso de seguir adelante. Ahora no me atrevo a dejar de correr 1 día, salvo que sea el de descanso. Me martilla el cerebro algo que escuche decir a Raul Santaella, “no dejes de correr más de dos días seguidos”.

Cuando conquiste esa pequeña batalla lo que hice fue afianzar mi compromiso con el entrenamiento. Mi compromiso con los resultados.

Como corredores, aficionados, elites, la clase que sea, somos muchas veces los más críticos de nuestros pasos. Que la búsqueda de la excelencia o los resultados, no nos distraigan de celebrar esas pequeñas batallas que conquistamos, pero que tampoco nos descuidemos con el compromiso de seguir avanzando.

La mejor manera de afianzar tu compromiso con los resultados, en tu trabajo, vida personal o en este caso en el running, es ir conquistando esas pequeñas batallas que te motivan a comprometerte más con tu entrenamiento y te obligan a fallarte a ti mismo.

“El éxito es la suma de pequeños esfuerzos repetidos día tras día”, Robert Collier

Subscríbete a nuestro Newsletter