7 datos reveladores sobre el triatlón.-

Por: Carlos Javier Salinas
Fisioterapeuta

La tendencia de los últimos años respecto a la práctica deportiva de atletas no profesionales abarca en un gran porcentaje al triatlón, deporte que se ha consolidado como favorito entre quienes deciden hacer cambios significativos en su estilo de vida normalmente sedentario. Las disciplinas de running, natación y ciclismo llaman la atención de unos y otros, bien sea por referencias de amigos, por haberlo visto en televisión o por simple promoción en sus círculos mas cercanos.

Preparar al cuerpo para las exigencias deportivas se torna necesario de cara a disminuir el riesgo de sufrir una lesión, sobre todo cuando la jornada del atleta inicia a tempranas horas de la mañana (5:00 am) y recordando que quienes lo practican también deben hacer frente a compromisos laborales, familiares y sociales. Es por esto que el estudio científico contribuye a esclarecer cuales son las mejores medidas a tomar para afrontar esta disciplina.

Un estudio realizado en el Departamento de Medicina Deportiva del Hospital Universitario Larrey en Toulouse, Francia en el año 2011 determinó la relación entre ciertos hábitos en los atletas y el aumento de las lesiones articulares. La investigación se realizó vía cuestionario anónimo en donde participaron 788 triatletas. Los resultados son reveladores:

  • 52.4% sufrió al menos una lesión durante la temporada.
  • 17% reveló que sufrió más de una lesión durante la temporada.
  • 83.5% de las lesiones se produjeron durante el entrenamiento.
  • 72.5% de las lesiones fueron en el running.
  • Los tipos de lesiones más frecuentes fueron las tendinopatías (44.5%) y lesiones musculares (35%).
  • Las zonas anatómicas mas afectadas fueron: tobillo (20.6%), rodilla (18.3), muslo (15%),  columna lumbar (12.6%) y hombro (8.3%).
  • Los triatletas lesionados reportaron que dedicaban un tiempo significativamente menor tanto al calentamiento como al estiramiento respecto a los triatletas que no se lesionaron.

Las conclusiones que se pueden sacar luego de analizar estos datos pueden orientarnos mejor en función de ejecutar las estrategias necesarias para disminuir el riesgo de lesión. Es revelador el hecho de que la mayoría de las lesiones se producen en la parte inferior del cuerpo (columna lumbar, muslo, rodilla, tobillo) mientras que las lesiones en el manguito rotador pueden afectar en la natación debido al esfuerzo que realiza el brazo por encima de la cabeza.

Para el trabajo sobre las piernas (muslo, rodilla y tobillo) el entrenamiento de la fuerza es fundamental. Ejercicios como sentadillas, lunges, press de pierna, peso muerto, leg curl; son los mas efectivos. Asimismo una rutina adecuada de estiramiento contribuye a la buena salud muscular manteniendo y/o mejorando la elasticidad muscular.

Respecto a la columna lumbar (espalda baja) es importante contrarrestar el efecto que tienen los músculos flexores de cadera sobre esta. En el ciclismo la posición sentada con el tronco inclinado hacia adelante y las piernas en constante flexión producto del pedaleo son los responsables del aumento de tensión y acortamiento que ejerce directamente sobre la columna lumbar. De manera que el atleta debe aplicar una rutina de estiramiento minuciosa de los flexores de cadera. Una postura ideal para dicho estiramiento es la de split squat (o lunge) en la que la pierna que se queda atrás es la que experimenta el ejercicio.

Por otro lado existe cierta controversia en el tema del fortalecimiento de la espalda baja, ya que el ejercicio mayormente utilizado para ello es el back extension, el cual aumenta el grado de compresión que se produce entre la última vértebra lumbar (L5) y la primera vértebra del sacro (S1). El problema con este ejercicio es que usualmente se prescribe de manera un tanto alegre sin antes haber evaluado correctamente el estatus de la espalda. Una condición previa no evaluada puede ser agravada con este ejercicio, mientras que si se realiza de manera adecuada tiene efectos positivos.

Por lo tanto, es imprescindible la asistencia de un Fisioterapeuta que se encargue de la asesoría del atleta. Una correcta evaluación postural y funcional determina el tipo de trabajo que debe realizar cada atleta, adaptado a sus características individuales.  

Puedes seguir al autor: 
FB: FisioSalinas
IG: @fisiosalinas
Twitter: @fisio_salinas
www.fisiosalinas.com 

Subscríbete a nuestro Newsletter