Lactancia y correr... ¿Es posible?


Por Karla Martin
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
 
 
Amamantar es una actividad fisiológica al igual que las demás. Existen muchos mitos y realidades acerca de la lactancia materna, uno de ellos es si se puede hacer ejercicios en el período de lactancia.
 
La verdad es que no entiendo porque catalogan la lactancia materna como algo tan delicado, que por cualquier cosa te puede bajar la producción, que si el bebe no quiere el pecho, que si no produces mucho, etc. Lo cierto es que lo único que baja la producción y puede aniquilar el proceso de lactancia es el BIBERON!!!
 
 

No solo es posible lactar y a la vez hacer ejercicios, sino que te puede aumentar la producción si los ejercicios son moderados. Los ejercicios moderados no producen cambios en la composición de la leche, ni disminuyen la producción.



Los esfuerzos muy intensos, pueden disminuir la concentración de algunos factores de defensa que componen la leche como la inmunoglobina A y la de la azúcar de la leche. También podría aumentar el acido láctico y las proteínas y por ende puede producir un cambio de sabor.
 
Creo que lo más importante es tener la convicción y seguridad de que estamos perfectamente equipadas para alimentar a nuestros hijos al 100%, que nuestras mamas tienen la capacidad de producir la cantidad de leche adecuada para ellos. Miles de años atrás en los tiempos de la esclavitud, las madres no daban biberones a sus bebes, trabajaban arduamente el día completo, amamantaban a sus hijos, y en muchas ocasiones con muy mala alimentación y lograban dar de mamar a sus hijos.
 
Es importante que luego de hacer ejercicios tomes una ducha, el sabor a sal en los pezones puede no gustarle al bebe. Algo muy importante también es mantenerte bien hidratada antes y después de realizar tu ejercicios.
 

Subscríbete a nuestro Newsletter