Falsos mitos sobre el huevo.-

El huevo es uno de los alimentos más maltratados injustamente debido a creencias erróneas acerca de su composición y efecto en el organismo, por eso, hoy 10 de octubre que se celebra el Día Mundial del Huevo, nos dedicamos a derribar falsos mitos acerca de este noble alimento.

El huevo aumenta el colesterol: es un falso mito que la ciencia ha desmentido, ya que se ha comprobado que en los niveles de colesterol en sangre influye más la producción endógena que resulta estimulada por diferentes tipos de grasas, por ejemplo, grasas saturadas o grasas trans, mientras que la ingesta de colesterol poco afecta su contenido en el organismo.

El huevo engorda: un huevo tiene en promedio unas 80 Kcal y se ha probado en algunos estudios, que por su alto contenido proteico contribuye a saciar el organismo así como a reducir el efecto de algunas hormonas que nos incentivan a comer, por lo que en realidad, lejos de engordar, el huevo puede ser una buena ayuda cuando buscamos adelgazar.

El huevo crudo no se asimila: es habitual escuchar que las claras de huevo crudas no son digeridas ni absorbidas por nuestro cuerpo, pero como hemos mostrado anteriormente, las claras pasteurizadas o desnaturalizadas mediante un batido enérgico pero no cocidas, son perfectamente utilizables por nuestro cuerpo.

Cómo podemos ver, el huevo no sólo no incrementa el colesterol ni engorda, sino que además, puede consumirse perfectamente cuando buscamos perder peso, incrementar masa muscular o simplemente, lograr una dieta nutritiva y variada, pues el huevo ofrece proteínas de calidad y muchos otros beneficios para nuestra alimentación.

Por eso, en el Día Mundial del Huevo recuerda que hay muchos falsos mitos alrededor de este alimento que tiene valiosas propiedades para ofrecer y que puede resultar muy útil para elaborar diferentes platos en poco tiempo.

Fuente: http://www.vitonica.com

Subscríbete a nuestro Newsletter