Entrevista a Lucas Gaitán, triatleta apasionado y aventurero.

 

“Para hacer un Iroman debe faltarnos un tornillo por algún lado”, éstas fueron las palabras, entre risas, de Lucas Gaitán, triatleta apasionado y parte importante del Tri-Máster República Dominicana. De esta afirmación no me queda la menor duda; y es que un Ironman es la prueba más exigente de un triatlón. El mismo conlleva 3.86 kms de natación, 180 kms de ciclismo y 42.2 kms corriendo.  Para lograr todo esto, como nos comenta este ejemplar atleta, es necesario hacer sacrificios extremos.

“Pero nada es gratis en la vida, todo es un sacrificio”, fueron sus siguientes palabras. Mensaje digno de un atleta perseverante. SDC entrevistó a este ejemplo a seguir, deportista apasionado y aventurero sobre lo que es el Tri-Máster República Dominicana, y acerca de su vida como uno de los pocos triatletas que representando la RD ha completado un Ironman.

SDC: ¿Cómo surgió Tri-Master?

LG: El Tri-Master surgió de la iniciativa de un grupo de amigos que hacíamos deportes, todos los que componen un triatlón, pero que queríamos conjugarlos y entrenar para competir formalmente en triatlones. Tuvimos la oportunidad de conocer al entrenador de origen cubano Dióseles Fernández, quien entrenaba a los triatlonistas profesionales de la federación, y con él empezamos a prepararnos, y a realizar entrenamientos colectivos.  Primero empezamos con el nombre de Tembas, cuyo significado en Cuba es viejito, por ser los viejitos que entrenaban (risas). Sin embargo, luego pasamos a ser Asociación de Triatletas Máster, luego Triatletas Máster de Santo Domingo y ahora Tri-Máster. 

SDC: Pero, ¿Qué es exactamente Tri-Master?

LG: Somos un grupo de amigos dedicados a hacer deporte, con la especial intención de  desarrollar el deporte del triatlón. Somos Máster porque somos deportistas que no hacemos esto de manera profesional; es decir, trabajamos en nuestros propios negocios y lo hacemos por pasión, por diversión. Los Tri-Master son personas interesadas en superar sus miedos, poder lograr sus propios retos y, sobre todo, ayudar a los demás a cómo lograr hacer deporte y motivarse en este aspecto. Para nosotros es importante hacer deporte con un norte; es decir, el atleta que no es dirigido puede empezar a correr hoy y lesionarse mañana. 

SDC: ¿Cómo alguien puede llegar a ser parte del Tri-Master?

LG: Sólo debes hacer ejercicio, aficionado del deporte, participar, competir, ser parte de esta pasión y ser un ente motivador.

SDC: ¿Cuáles han sido los logros que ha tenido el Tri-Master como grupo u organización?

LG: A parte de ser una satisfacción el poder ayudar e inspirar a otros, y de la organización de Tri-Master la competencia. Nosotros, como equipo, fuimos responsables de la organización y logística del Campeonato Cetro-Americano y del Caribe Triatlón. Fue la primera competencia oficial de triatlón en donde participaron atletas internacionales. Esta competencia fue una de las paradas principales, a nivel de Centro-América y el Caribe, dentro de los campeonatos del mundo del triatlón. La Federación de Triatlón pidió la plaza y nosotros, como Tri-Master, pedimos su organización. Vinieron delegados internacionales, se presentó el proyecto, y fruto de ello le subieron el nivel, dejando de ser Campeonato Latinoamericano y pasando a ser Copa Latioamericana, logrando también puntos para los Olímpicos.

SDC: ¿Qué se siente ser uno de los pocos que representando la RD ha realizado un Ironman?

LG: El Ironman es diferente al triatlón, es un estilo de vida. Es para aquellas personas que les gustan los retos, las cosas difíciles. Siempre he dicho que para hacer un Ironman hay que faltarle un tornillo en algún lado (entre risas), por la distancias, el entrenamiento es muy fuerte y conlleva muchos sacrificios. Pero nada es gratis en la vida, todo es un sacrificio.

SDC: ¿Cuál es la clave para lograrlo?

LG: Al final la clave es la disciplina. Un atleta disciplinado tiene garantía de éxito. En especial a aquellos que hacen Ironman y medio Ironman. Es muy importante ENTRENAR LA MENTE, en este tipo de competencias esto debe ser lo más fuerte. A medida que se incrementa la distancia, nuestro cuerpo nos va diciendo que paremos; sin embargo, nuestra mente es la que nos debe decir que sigamos. Si no somos fuertes mentalmente, no lo vamos a lograr, no importa que tan fuerte físicamente seamos.

Hay que aguantar el cansancio. En todas las competencias, sin excepciones, hay bajones, caídas anímicas, físicas, y en el entrenamiento de la mente es que logramos sacar la competencia a flote. Soy de los que piensa que el Ironman es una competencia donde el 80% es mental.

SDC: ¿Cuál es la mayor satisfacción al realizar estas competencias?

LG: Creo, y no sólo para Ironman sino para cualquier competencia, que la mayor satisfacción es cuando al finalizar la competencia nos colgamos la medalla. Y no es el hecho de tener la medalla (porque nos saldría mucho más barato ir, comprar una medalla y no gastar en inscripciones a la competencia, o en viajes, etc), es lo que la medalla representa: Lo hice, Lo logré! Esa felicidad paga cualquier esfuerzo que hagamos.

En esta entrevista Lucas Gaitán nos enseñó que entrenar va mas allá de lo físico, es necesario entrenar la mente. Que este ejemplar atleta nos sirva de ejemplo no sólo para motivarnos a competir, sino para, al igual que él, servir de entes motivadores a otros.

 

Por Marlenny Peña
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Subscríbete a nuestro Newsletter