Recupera el sodio y el potasio perdido al correr.

 

Por Karla Martín
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Antes de iniciar a correr, pensaba que el sodio y el potasio eran solo dos elementos más de la tabla periódica que debía memorizar para mis exámenes de química, finalmente y sin ayuda de mi maestra, aprendí lo necesarios que son para nuestro organismo y las cantidades que podemos perder mientras corremos y nos ejercitamos.

El sodio es utilizado por el cuerpo para controlar la presión arterial y el volumen sanguíneo, también se necesita para que los músculos y los nervios funcionen apropiadamente. Una deficiencia de sodio puede producir cefaleas, nauseas, vómitos, calambres musculares o alteraciones de visión y si los niveles son demasiado bajos, podría hasta producir  convulsiones en el sistema nervioso central y coma.

Por otra parte el potasio ayuda a que los desechos orgánicos de nuestro cuerpo sean eliminados, contribuye a la normalización del ritmo cardíaco, regula el equilibrio de agua, contribuye a la eliminación de líquidos y facilita el transporte de oxígeno al cerebro que es muy importante para el buen funcionamiento de nuestros músculos. Por lo tanto una deficiencia de potasio en nuestro organismo al igual que la falta de sodio puede ser fatal para su óptimo funcionamiento.

Cuando corremos o nos ejercitamos de cualquier forma, perdemos grandes cantidades de sudor y de esta forma se eliminan minerales como el potasio y el sodio, lo ideal es que inmediatamente terminemos nuestra sesión de entrenamiento recuperemos  estos minerales.

¿Dónde consigo Potasio y Sodio de forma natural?

Estos minerales en forma natural lo tenemos a nuestra disposición en los alimentos que ingerimos, por ejemplo el Potasio, lo conseguimos en el guineo maduro, yogur, piña, patata, melón ciruelas pasas, avellanas y cacao. Sin embargo el Sodio lo conseguimos en a la sal de cocina, leche, remolachas, apio, en frutos secos que contengan sal y en el agua potable, aunque la cantidad varía dependiendo de la fuente. Tambien consigues sodio y potasio en bebidas isitónicas que contienen estos minerales agregados.

Al igual que la ingesta de estos minerales, asegúrate de mantener una buena hidratación y alimentación.

 

Subscríbete a nuestro Newsletter