Thais Herrera, 24 horas SI son suficientes.

Por Marlenny Peña
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Mi día sólo tiene 24 horas, al igual que el tuyo y al igual que el de Thais Herrera, así que excusas como “No tengo tiempo” son sólo eso, EXCUSAS. Te explico por qué: Thais es esposa, madre de dos, propietaria de Asertiva, empresa de consultoría y capacitación, parte iniciadora de Kilómetros por la Educación y la primera dominicana en realizar un Ironman. Si, un Iroman! Es decir, 3.86 kilómetros de natación, 180 kilómetros de ciclismo y 42.2 kilómetros corriendo. Exacto, sus 24 horas tienen que darle para atender todas sus responsabilidades y para sus entrenamientos; pero como ella misma nos dijo: “con planeación y trabajo no existen imposibles”.

Thais-tleta.
SDC: ¿Cómo te iniciaste en los triatlones?
TH: Conocí el triatlón en el 2007 cuando mi empresa de capacitación y consultoría, Asertiva, trabajó en el seguimiento del plan para la realización del Campeonato Centroamericano ITU (International Triathlon Union) que se realizó en San Souci. Por ser un evento puntuable con atletas elites del mayor nivel, se requería que todo quedara a la altura de la contienda y aún recuerdo como ahora a Lucas Gaitan, presidente de los Trimasters, que me explicaba en una libreta amarilla lo que era un triatlón. En ese momento yo estaba convencida de que los que practicaban esto no estaban muy bien de la cabeza. Ahí conocí el deporte, pero no inicié a entrenar sino hasta un año más tarde, corriendo.

SDC: Tu primer maratón fue el Maratón de New York, ¿cómo fueron tus entrenamientos? ¿Te resultó difícil correr un maratón por primera vez?
TH: Pues NY fue una experiencia inolvidable. Para mi es el maratón a correr. Me habían dicho que era el más emocionante y que tratara en la lotería de NY, aunque podía tomar años para que saliera en el sorteo. Para mi sorpresa salí inmediatamente para correr ese año. Me encontraba entrenando para mi primera distancia de Medio Ironman y el maratón era a sólo 11 semanas del mismo. Sin embargo, bajo la supervisión de José Luis Munne para el triatlón,  y de Rafael Cueto en esas escasas semanas para el maratón, logré hacer lo que habíamos planeado, que fue romper las cuatro horas en mi primer maratón. El entrenamiento fue intenso, y el martes antes de la carrera me lesione por una mala decisión de usar unos tenis viejos para entrenar. Una lesión tan cerca de una carrera es la pesadilla de cualquier corredor. Gracias a Dios y con la terapia y medicamentos pude correr, aunque después pasé por todo el proceso de recuperación.

 

SDC: ¿Cómo es tu entrenamiento ahora? ¿Te preparas para algo en específico, algún nuevo reto?
TH: Siempre entrenando! Ya es parte de mi vida. Ahora estoy haciendo 6 días de entrenamiento, fortaleciendo mucho la región del core (mi mayor debilidad). Y sí, entreno para algo en noviembre. Luego les doy la noticia .

SDC: ¿Cómo te sentiste al completar el IronMan? ¿Lo volverías a hacer?
TH: Completar el Ironman fue LA experiencia. El entrenamiento fue de las cosas más difíciles y retadoras de las que he enfrentado, porque no sólo me afectaba a mí, sino para mi familia y todo el que estaba a mi lado. Agradezco inmensamente el apoyo de mi esposo y mis hijos, así como de mi partner Ryan Larrauri, quien me dijo un 31 de diciembre que a los sueños hay que irlos a buscar. Lo mejor fue que pude competir por una causa. Sumar 226 Kilómetros por la Educación y recaudar con la ayuda de atletas y amigos más de USD3,000 para colocar un nuevo techo, piso y gabinetes en una escuela en Cosón, Las Terrenas. Si Dios lo permite, el Ironman Texas será sólo el primero.

 

SDC: ¿Qué consideras ha hecho el deporte con tu vida tanto física como mentalmente?
TH: Mi estilo de vida así como el de mi familia ha cambiado significativamente. Todos entrenamos en algún deporte, nos alimentamos sanamente, tenemos nuevos amigos. Es un cambio considerable. Además físicamente estoy unas 20 lbs más delgada y mentalmente encuentro que con planeación y trabajo no existen imposibles.

Kilómetros por la Educación
SDC: ¿Cómo surge Kilómetros por la educación?
TH: Al correr el maratón de NY vi que miles corrían por distintas causas: cáncer, diabetes, un familiar, en fin por cientos de causas. Cuando regresé le comenté mi inquietud a José Luis Munné, ya que yo  formaba parte de Fundación Futuro Posible. El creó el concepto del proyecto Kilómetros por la Educación.

 

SDC: ¿Fue difícil el inicio?
TH: Fue extenuante. En el primer año para que se conociera el proyecto ambos como abanderados recorrimos 2011 kms en competencias: 3 maratones, 2 medio ironmans, carreras de MTB, Tour del Sufrimiento, nados de aguas abiertas, medios maratones, prácticamente todo lo que se compitió en RD en el pasado año. Dar a conocer el proyecto, vender las camisetas, tomar las fotos y a la vez ir a las escuelas a apoyar, muchas cosas que hacer.  Luego ya en el 2012 se busca que todos los competidores se integren y donen al menos un peso por cada km recorrido en competencia, fondos que se destinan a los proyectos de educación de Futuro Posible. Cada donativo es importante y entre todos podemos lograr la diferencia para miles de niños dominicanos. Además, ahora contamos con un comité formado por atletas que apoyan y con decenas de voluntarios que participan en las actividades de Futuro Posible.

SDC: ¿Hasta ahora cuántas instituciones ha beneficiado Kilómetros por la Educación?
TH: Unas 8 escuelas se han visto beneficiadas de los fondos que corredores e instituciones han donado. Se han realizado trabajos de mejora de la calidad educativa, así como de reconstrucción. Todos ejecutados por la Fundación Futuro Posible, a la cual pertenece el proyecto de Kilómetros por la Educación.

 

Thais la esposa, madre
SDC: ¿Cómo haces para balancear tu entrenamiento, ser esposa, madre, Kilómetro por la educación y tu compañía?
TH: A ver, estoy felizmente casada y con dos hijos maravillosos. Esa es mi prioridad. Luego, tengo tres trabajos y además entreno. Para mi planificar el tiempo es el reto del día a día. Cuento también con el apoyo incondicional de mi familia lo cual es la clave para poder cumplir con una agenda tan apretada. Mi día empieza por lo general muy temprano y eso ayuda.

SDC: Imagino que tu faceta como atleta comenzó después de tener tu familia (esposo e hijos); es decir, que cambiaron muchas cosas de tu rutina, estilo de vida, tiempo y tipo de recreación. ¿Cómo fue la transición? ¿Tu familia te apoyó desde el principio o hubo algún tipo de resentimiento?
TH: Las cosas fueron cambiando poco a poco. Empecé entrenando 4 días a la semana y luego subí hasta 6. Siempre tengo un día libre para descansar. Luego fue la alimentación la cual con la asistencia de médicos nutricionistas y deportivos ha cambiado significativamente. Empecé corriendo solamente. Luego me invitaron a nadar y yo de niña nadaba, por lo cual eso me fue fácil. Un día llegue con un libro prestado “La Mujer Triatleta” y ahí si mi esposo se inquietó, pero me apoyo desde el principio.

 

SDC: ¿Cómo ha cambiado la calidad de vida de tu familia ahora que llevas una vida más saludable?
TH: Mucho, nuestras alternativas de entretenimiento y alimentación son distintas. Tenemos nuevos amigos, disfrutamos nuevas cosas. Tenemos más energía y nuevos planes de hacer cosas juntos.

SDC: ¿Qué consejo le das a todos aquellos que ponen el tiempo como excusa para iniciar a tener una mejor calidad de vida?
Las excusas están en la mente y el tiempo es un bien valioso que hay que saber administrar. Ir haciendo pequeños cambios de forma constante crea un gran cambio. Dicen que cambiar los hábitos es un proceso de unos 21 días. Toma el riesgo, ¿qué es lo mas que puede pasar? ¿Qué pierdas 21 días o que encuentres una vida con mejor calidad?

 

Punto intimo
Me considero……positiva
Un libro…..Born to Run, Christopher McDougall
Una frase……Todo lo puedo en Cristo que me fortalece
Que no puede faltar en mi día….La oración
Una canción……La fuerza del corazón, Alejandro Sanz

1. Su dulce compañera en el Ironman fue “Noelia”, su bici. 
2. “Disfruto lo que hago. Disfruto entrenar sola y tener tiempo para estar conmigo misma. También disfruto entrenar con amigos, competir, ayudar a otros a mejorar sus tiempos”.
3. “El mayor obstáculo que tienen esas personas son ellos mismos. Una vez que logren ser positivos y dar los pasos uno a uno, podrán lograr cosas nunca antes imaginadas”.

Fuente: SDCorre Mag 2da. edición.

Subscríbete a nuestro Newsletter